Lunes a Viernes de 8:30 a 15:30 y de 16:00 a 19:30

Creando Futuro

Beneficios de invertir en formación

0
0
0
s2sdefault

Un continuo aprendizaje aporta una serie de importantes ventajas para las empresas y los empleados. Te decimos cuáles son los beneficios de invertir en formación.

Han sido realizadas un gran número de investigaciones de carácter científico y sociológico al respecto y todos los resultados que ofrecen coinciden en lo mismo, la formación continua es beneficiosa para los trabajadores, las empresas y para la sociedad en general, ya que hace que ésta avance hacia un estado de mayor bienestar.

Pero mejor vamos a analizar los beneficios aportados a todos los niveles para poder apreciar mejor sus grandes ventajas.

Beneficios de invertir en formación continua

Para la sociedad


Impacto social y económico para los países

Diversos estudios realizados a nivel europeo y mundial demuestran que una sociedad que está continuamente formándose tiene una economía más potente y una mejor cohesión social. Por tanto, tendrá mayor consumo, mejores salarios y mejor nivel de vida.

Es sinónimo de progreso

La formación es indispensable para que una sociedad alcance un nivel óptimo de desarrollo. Solo a través del aprendizaje y el conocimiento se logra el progreso y el crecimiento de un país en todos los sentidos.

Fomenta la igualdad

Una buena formación promueve la igualdad de oportunidades y de género, lo que favorece el desarrollo social de un país.

Para las empresas


Potencia el crecimiento económico

Los países del Norte de Europa son, sin duda, algunos de los más desarrollados del mundo. Si nos fijamos en Dinamarca, Suecia o Noruega, veremos que en todos se apuesta en gran medida por la formación continua de los empleados, aumentando de este modo, no solo los conocimientos, sino también las aptitudes de estos. El resultado es que la productividad aumenta considerablemente, y como consecuencia directa, mejoran los resultados empresariales y la empresa crece económicamente.

Mejora la estabilidad laboral


Al facilitarle la formación continua y mejorar sus conocimientos y actitudes, los empleados se sienten mejor valorados y por tanto se fidelizan. De esta manera, los trabajadores se implican más en su trabajo, dotándolo de mayor calidad, al mismo tiempo que prefieren continuar en su empresa a cambiar. Esto repercute positivamente en la organización, ya que, además de mejorar sus resultados, también ahorran en cambios de personal, con todo lo que conlleva eso, selección de personal, adaptación de los nuevos trabajadores, etc.

Mejora de los procesos de trabajo

Al mejorar la formación de los integrantes de una organización, los procesos de trabajo se actualizan, se dominan mejor y se adaptan más a las necesidades de la compañía, logrando una mejora de los objetivos.

Afianza el futuro de la compañía

Ya que al ir cada vez mejor el negocio, se pueden tomar mejores decisiones y realizar una buena gestión que haga a la empresa fuerte en el presente y en el futuro.

Incremento de la flexibilidad y las capacidades de adaptación de la plantilla

El estar en constante aprendizaje, provoca que la resistencia a los cambios sea menor y por tanto se evolucione más y mejor.

Incrementa la competitividad

Se logra que el trabajo se haga mucho mejor y más rápido debido a la potenciación de habilidades y destrezas, consiguiendo un producto mucho más competitivo.

Mejora del Know How

Ya que se incrementan las capacidades y los conocimientos mediante la actualización y reciclado de la plantilla.

Ventajas para los empleados


Crecimiento a nivel profesional y personal

La adquisición de nuevos conocimientos hace que el trabajador sea más eficiente al tiempo que potencia sus habilidades. Por tanto, su futuro profesional es mucho mejor, al igual que las oportunidades laborales.

Incrementa la integración social

Al sentirse más capacitado, gana confianza, de este modo se sentirá más implicado y, por tanto, se integrará mejor en la compañía.

Aumenta la satisfacción, la motivación y la tranquilidad

La satisfacción y la seguridad del trabajo bien hecho unido a que se sienten valorados al comprobar que la empresa se preocupa por su formación y por tanto son importantes para ella, hacen que se produzca un incremento de las citadas emociones.

Potencia la igualdad de oportunidades

Además de establecer una relación laboral de carácter indefinido entre la empresa y el empleado, ya que es una inversión que hace en este. A mayor conocimiento, mayor igualdad de oportunidades.

Mejora la calidad de vida

Ya que además de mejorar en el puesto y percibir mayores ingresos, también se sienten más realizados. Por lo que todo mejora, incluso la salud, al padecer menos estrés y emociones negativas.

¿Qué te parecen los beneficios de invertir en formación? Si estás de acuerdo y quieres una metodología más práctica, en Amusal tenemos lo que buscas. ¡Te esperamos!

Suscríbete

¿Dónde encontrarnos?

Teléfono
968270003
E-mail
amusal@amusal.es